Es raro encontrarse con alguien que no tenga un smartphone. Independientemente del modelo y de la marca, los teléfonos inteligentes conviven entre nosotros con la misma normalidad que lo hacen las tablets y las múltiples ‘apps ‘(las hay para casi todo). Lo cierto es que en los últimos años las marcas comerciales pugnan entre sí por fabricar un teléfono cada vez más inverosímil. Los nuevos terminales incluyen una pantalla ultraplana, alta definición de color, sonido envolvente y cámara de fotos con una resolución poco envidiable a la ofrecida por las cámaras digitales. Pero, ¿y la batería? Ese es el principal caballo de batalla para empresas como Samsung, Apple, HTC, BQ o LG corporaciones empeñadas en fabricar teléfonos del futuro con baterías del pasado.

bateria-móvil

Otras marcas como ZTE desarrollan un sistema especialmente creado para mejorar la autonomía de las baterías. La empresa china parece haber escuchado las quejas de centenares de consumidores en todo el mundo, contentos por tener un teléfono de última generación pero insatisfechos ante el pitido irremediable de apagado de batería al final de la jornada.

ZTE diseña baterías con la parte trasera curvada coincidiendo con la forma de un teléfono inteligente. A través de diferentes estudios, la compañía asiática ha conseguido que las baterías de sus teléfonos tengan una duración entre 2 y 3 superior a las baterías Li-Ion, usadas actualmente por la mayoría de las empresas telefónicas. ZTE plantea reducir el coste económico hasta un 15% menos en comparación a las baterías de litio actuales. Esta nueva inversión en tecnología de comunicaciones verá la luz en los próximos meses. Veremos si la marca cumple lo que promete.

bateria moviles

Hasta que el nuevo invento de ZTE aterrice en suelo patrio, quizás te interese saber una serie de consejos y recomendaciones pensadas para que la batería de tu teléfono dé más de sí. Te contamos cómo:

  1. El brillo de la pantalla magnifica los colores de los menús pero consume grandes cantidades de batería. Prueba a bajar al máximo el brillo y desactiva la función del entorno. Tu teléfono agradecerá este sencillo gesto.
  2. Apaga servicios que siempre están en modo stand-by. ¿Ejemplos? GPS, Siri (iPhone), Google Maps.
  3. Desconecta todas las opciones de descargas asociadas al maravilloso mundo de las aplicaciones móviles.
  4. Quita la alerta por vibración en notificaciones, alarmas, llamadas, mensajes, emails.
  5. Evita usar Bluetooth excepto en casos en los que puedas conectarte a una red WiFi.
  6. Elimina las notificaciones innecesarias: redes sociales, medios de comunicación, foros y chats, etcétera.
  7. Uno de los factores más importantes: silencia los grupos de WhatsApp el mayor tiempo posible (puedes elegir entre un año, una semana, 8 horas). A mayor tiempo tranquilo, mejor calidad en la batería.

Hand holding smart phone with blank screen

Estos consejos son aplicables a todo tipo situaciones. Te ofrecemos un extra para aquellos momentos en los que estás casi sin batería y (¡oh!) encuentras un cargador. ¿Qué deberías hacer? Toma nota:

  • Carga el terminal en modo avión y con la pantalla apagada. No, no se trata de un comeback de la última vez que cogiste un vuelo transoceánico. Si cargas el móvil apagado y en modo avión reduces el gasto energético al máximo. Parece lógico pensar que la batería se cargará más rápido y en menos tiempo.
  • Cargador de tablet también para móvil. Los más previsores llevan un cargador de móvil y, en ocasiones, un cargador de tablet. Diferentes especialistas recomiendan usarlo porque tiene más amperajes que los cargadores de móviles. Más amperios igual a mayor velocidad de carga.
  • Realiza cargas medias. Haz un carga en torno al 30% o 40%. Está comprobado que es el mejor punto en el que la batería puede encontrarse. Una prueba evidente es que las compañías telefónicas siempre entregan los terminales nuevos con un porcentaje de batería que ronda el 40%.

Revisa una a una las diferentes aplicaciones que ocupan memoria en tu teléfono. Usa al mínimo (misión imposible) las ‘apps’ más populares. Te encanta lanzar ‘tweets’ informativos todo el día, subir a Instagram una foto con tu desayuno continental o descubrir en Youtube nuevos talentos musicales. Pero ¡cuidado con la batería!

7910370882_e2d8bfd3b4_o

Ø  Facebook. Es la red social con mayor número de usuarios del mundo. Subir una foto, postear, compartir comentarios o interactuar con amigos y conocidos te costará la batería del móvil porque Facebook se reinicia y actualiza constantemente. Mención aparte merecen los adict@s al famosísimo juego Candy Crush. Mejor dejarlo para el pc portátil.

Ø  Spotify. En 2008 la multinacional sueca hizo realidad el sueño de millones de personas: ofrecer todos los discos de la música de forma gratuita, a un solo click y con calidad de sonido. La empresa apostó por la expansión en la telefonía móvil y tablets tanto para clientes gratuitos como para los que pagaban por este servicio. Sin embargo, no todo es perfecto. La ‘app ‘de Spotify necesita casi tres cuartas partes de la autonomía del móvil para soportar las actualizaciones periódicas y mejoras de la aplicación. Un consumo elevado de batería a cambio de escuchar toda la música que siempre has querido.

Ø  Correo electrónico. La diferencia entre ésta y otras ‘apps’ está en el número de cuentas de emails. Si en tu móvil tienes redireccionado el correo personal, el del trabajo, el de la universidad, y pasas todo el día enviando, eliminando y leyendo emails, es muy probable que a media mañana tu móvil pida energía. Prioriza la importancia de los emails y reorganiza la bandeja de entrada de correo. Tu móvil te lo agradecerá y tus pulgares también.

Ø  Line y WhatsApp. Los dos servicios de mensajería instantánea más utilizados, gracias a la opción de enviar imágenes, stickers, vídeos, y otros contenidos, consumen más de la mitad de la batería del teléfono sobre todo si estás en grupos de familiares, compañeros de trabajo, amigos y conocidos que no paran de mandar mensajes. Silencia los grupos e interacciona lo imprescindible.

Ø  Instagram. No lo puedes remediar. Te encanta compartir con millones de ‘followers’ las fotos de tu último viaje a Isla Mauricio. Una foto por aquí, un filtro por allá y listo. Instagram es una de las redes sociales que mayor consumo de energía necesitan para funcionar a pleno rendimiento. Podrías pasarte a Pinterest; una de las redes que menos consume, o incluso a Snapseed, una aplicación fotográfica para subir y compartir imágenes.

Ø  Youtube. Junto a los videojuegos y servicios de mensajería instantánea, Youtube es uno de los grandes responsables del famoso ‘apagado o fuera de cobertura en estos momentos’. Para evitar la caída en picado de la batería te recomendamos que visualices los vídeos en una resolución normal en lugar de hacerlo en HD. El ahorro será doble. Por una parte, en los megas de la tarifa de datos, y por otra en la batería.

Ø  Twitter. Las notificaciones y las alertas de Twitter son enemigos declarados de la batería. La única solución posible es controlar los avisos que llegan a tu móvil aunque eso le quitará ritmo a Twitter, una red social basada en la interacción automática con otros usuarios. Acota los avisos y mantén activos solo los que te interesen realmente.

Responsive Design Concept

Con estos sencillos trucos, la vida útil de tu teléfono mejora acompañándote durante más tiempo. Solo es cuestión de reeducar los hábitos de conducta con el móvil y priorizar la energía. ¿Reto imposible? ¡Seguro que no!