7910370882_e2d8bfd3b4_o

Los veranos han cambiado para siempre. Esa desconexión que consistía en irte con la familia a un lugar costero donde la única fuente de información era el periódico del bar ya ha desaparecido. Ahora, con el smartphone como eterno compañero y con las nuevas tendencias basadas en un estilo de vida activo, viajero y constantemente online, se hace imprescindible adaptarnos a una nueva forma de pasar las vacaciones.

Por eso, antes que entrar constantemente en redes sociales para comprobar cuantos likes lleva tu última foto, proponemos adaptar tu dispositivo a tu verano a través de una aplicación para cada tipo de veraneante.

 

El saludable

iHealth_Edge-820x420

 

Este año has probado todo tipo de superalimentos, has dejado el tabaco, los cruasanes y las palmeras, te has apuntado al gimnasio e intentas mantener tu índice de grasa corporal controlado. Sin duda, si tu estilo de vida es saludable, en verano puedes ‘engancharte’ a una aplicación que registre tus progresos y te recuerde los años de vida que te está regalando tanta macedonia y tantas pesas. Por ejemplo IHealth Edge. Se trata de una pulsera que vinculada al móvil registra tu actividad, controlando las calorías que consumes, los pasos que das, la distancia recorrida e incluso la calidad del sueño. También te permite presumir de verano saludable gracias a su conexión con redes sociales. Con esta aplicación ya tienes la motivación suficiente para ir a hacer running por el paseo marítimo.

 

 

El viajero

Las costumbres españolas a la hora de veranear han cambiado muchísimo en España. La Costa del sol y Benidorm ya son historia: la gente viaja hasta alguna ciudad europea, visita Marruecos o cruza el charco hasta Nueva York o Punta Cana.  Si te sientes identificado o estás dispuesto a formar parte de ese 43% de españoles que pasan sus vacaciones en el extranjero, necesitarás una aplicación que te resuelva los pequeños problemas cotidianos que puedan plantearse. Travel Safe puede ser una opción: incluye números de teléfono de servicios de emergencia de todos los países, policía, asistencia médica y bomberos, embajadas y consulados. ¿Lo más interesante? Su acceso es posible sin Internet. Porque las emergencias en ocasiones llevan la falta de cobertura o Internet como detalle añadido.

 

El ‘sol y playa’

¿Eres de los que se siente feliz llegando a las 11 de la mañana a la playa y yéndote de allí cuando se oculta el sol? El playero de toda la vida, el que hace del paseo marítimo su horizonte preferido y de la crema solar el acompañante del teléfono móvil dentro de la bolsa de la playa, también tiene varias aplicaciones a elegir. Por eso para este tipo de veraneante no habrá aplicación, sino gadget del verano. La pulsera Smartsun avisa cuando te estás quemando. Su color original es amarillo y evoluciona hacia naranja cuando hace falta echarse más crema. Si cambia a rosa, existe riesgo alto de quemarse y por tanto hay que retirarse del sol. 

pulsera__9617_635x

 

 El dormilón

Quedarse en casa descansando. Ése es el sueño (nunca mejor dicho) de alguno que otro que durante el resto del año tiene un ritmo de vida demasiado frenético. Dormir no tiene nada de malo, al contrario: si se descansa las horas que el cuerpo necesita, se ha comprobado científicamente que, además de regenerarse las células de nuestro cerebro, favoreciendo por ejemplo la memoria, se pierde hasta peso. Y con las vacaciones como principal aliciente, animamos a todos los dormilones a que disfruten del sueño más plácido acompañado por los sonidos que les trasladen a una romántica tarde de otoño bajo la manta o a una playa paradisíaca. La app Relax melodies por ejemplo, es una aplicación que emite sonidos relajantes, de manera que se olvide durante el periodo vacacional el maldito insomnio derivado de nervios y estrés. Gotas de lluvia en diferentes niveles, olas de mar, canto de los pájaros… son algunas de las opciones para adentrarse en la fase REM y desconectar de verdad. 

shutterstock_42907474

Las combinaciones y estilos de vacaciones varían casi tanto como el tipo de persona. Pero todas en la actualidad tienen en común la presencia del móvil. Las sociedades occidentales actuales se han acostumbrado a él y ahora hasta para una sesión de meditación y yoga se mantiene el móvil conectado (aunque sea en modo Silencio). Una de las opciones para aprovechar las ventajas de esta constante dependencia del móvil es aprovecharlo para que nos ayude a relajarnos, a disfrutar, a relacionarnos o a sentirnos más seguros durante nuestra estancia en ese periodo vacacional que se anhela durante el resto del año.